Reflejos

Hombre,
Olvida cada nombre
Que le has puesto a las cosas:
Juan no es Juan, ni Dios, Dios, ni hay mariposas.
Todo es lo que es cuando te callas
Y entierras la palabra – que es reflejo-.
Con palabras destejo y entretejo
Mi mundo y la ilusión donde te hallas.

Cercena la palabra y ve a la vida,
No permitas que el símbolo te asombre.
Hombre,
Para encontrar la puerta de salida,
¿deberás poner nombre a cada herida
O aprender del silencio en el espejo?



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Reflejos - Jorge Antonio Dore