Plaza de mi habana ancestral

A esta fiesta de natura extrapolada
Llegan Obispo y Baratillo,
Los Oficios y la tímida Enna,
O’Reilly y Tacón
– no precisamente de la ardiente flamenca-.

Alfombras tejidas en piedra,
Rejas y vitrales que pierden sus catedrales
después de danzar por siglos
en nostalgias, alegrías y sosiego,
Estrellas colgadas de cada cielo,
Paraísos saludando tu cortejo principal.

Contigo el descubridor y sus Capitanes Generales,
El Segundo Cabo y Santa Isabel,
El templete y su venerada Ceiba,
La altanera Giraldilla coronando la Real Fuerza,
Y si te sorprende el suspiro
De un buque en pos del descanso
Allá, a lo lejos, nuestro padre redentor
Vela sus mandamientos.

¡Vaya brindis con quietud, brisa,
Y trinos de lenguas y trópico
Abrazándome al instante
En mi nube de mármol!



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Plaza de mi habana ancestral - Jorge Bousoño González