El suspiro del moro

Canto Épico (Dedicado a mi hija Paulina) Y el Santo de Israel abrió su mano, y los dejó, y cayó en despeñadero el carro y […]