Otra vez

Otra vez, hijo pródigo, regreso
Por el mismo sendero arrepentido
Como el que reaparece del olvido
Después de haber estado un tiempo preso.

Otra vez cabizbajo, me arrodillo
Y me postro a tus pies bañado en llanto
Y me cubres los hombros con tu manto
Y me besas la sien como a un chiquillo.
Esta escena la has visto repetida
Tantas veces, que sólo tu grandeza,
Jesús, me reconstruye en el perdón.
Hijo pródigo soy toda la vida
Porque sé que a pesar de mi flaqueza
Siempre rescatarás mi corazón.


Poema Otra vez - Jorge Antonio Dore