Niña ciega

La niña ciega
De madrugada de improviso
Como fulminada por un
Rayo
Perdió su inocencia la niña ciega
Se le escapó la sonrisa fácil
Trotando ligera y burlona y
La visitaron para siempre
Un par de esos ojos que
Ven hasta en los rincones más
Oscuros
Y se le instalaron en la cara
Sin permiso de nadie
Dicen que ahora ve
Aunque a mí no me consta
Pero desde ese día
La acompaña a donde quiera que vaya
Un murmullo de
Agua
Que corre y corre
Gotea y gotea
Y lo más grave del asunto
Está provocando serios daños
En todo el vecindario
Es que con tanta inocencia
Tanta oscuridad y
Tanta sonrisa
Qué otra cosa esperar


Poema Niña ciega - María Inés Zaldívar