Momento

Tengo la luna llena prendida en mi ventana,
En mi ventana abierta hacia la noche
Donde mis ojos buscan detrás de las galaxias
Misterios más profundos que las constelaciones.
Mi cama está tendida con una sobrecama
De colores alegres. El cuarto recogido.
La humilde biblioteca va añejando palabras
En su mosto de ciencias y novelas: mis libros.
Un cenicero tosco para el nocturno amigo
Que alguna madrugada se acerca a visitarme
Y un reloj con el tiempo detenido
A causa de la artritis que afecta su engranaje.
Mis zapatos de fiesta.
Después las zapatillas, que son los que más quiero.
Mis botas de montaña remendadas y viejas
Pero sabias de cumbres, de valles y senderos.
Mi armario, el buen armario de madera amarilla
Donde guardo los trajes que desecho y los otros.
La chaqueta azul claro con que nadie me mira
Y luego la cruzada que no miran tampoco.
La puerta y nuevamente la cama y la ventana.
La luna se refugia detrás de un edificio.
Y sin pedir permiso, la soledad me abraza
Sentado ante mis cosas con disfraz de domingo.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema Momento - Jorge Antonio Dore