Mencia

quien os hizo bien sabía
que criava en vos dos cosas:
hermosura entre hermosas
y entre tristes alegría.

Yos mando que toquéys palmas,
pues yo sé que poco a poco
vos las tocaréys de loco.

Yo lo haré como mandáys,
que ya ha mucho que las toco,
que por vos he buelto loco.

A la noche yo querría
que cantéys en la vihuela:
nadie de mi mal se duela,
pues que todo es alegría.

A la noche cantaré:
nadie de mi mal se duela,
pues él mismo me consuela.

Arrancaos dos cabellos
de vuestras barbas muy presto
sin hacer señal ni gesto.

He aquí ya dos cabellos,
mas si yo fuesse de ellas,
a cabellos, o cabellas,
me querría ver con ellos.

Buscaréys por estas damas
y diréys, si ay Raphela:
quien os ama siempre vela.


Poema Mencia - Luis Milán