Lavadero viejo

Cóncavas piedras vienen a recibir mi hato con un frescor que acepta mi mano en su recinto. Guardo turno en el húmedo corredor subterráneo: doy […]



La casa

Me adentraba en ella – ante mí en la cubierta del libro-, en su planta cuadrada y un silencio en sus muebles que adivino o […]