La vanidad de los placeres

Oigo del mundo el eco lisonjero sonar gozoso en torno de mi mente, y la insensata gente veo correr en vano sin poder halagar ningún […]