Mentiras de la existencia

DOLORA ¡Qué triste es vivir soñando en un mundo que no existe! Y qué triste ir viviendo y caminando, sin fe en nuestros delirios, de […]



La ausencia del olvido

A Lola DOLORA Iba llorando la Ausencia Con el semblante abatido Cuando se encontró en presencia Del Olvido, Que al ver su faz marchitada, Le […]



Ya verás

DOLORA (IMITACIÓN) Goza, goza, niña pura, Mientras en la infancia estás; Goza, goza esa ventura Que dura lo que una rosa. -Qué, ¿tan poco es […]



Historia del pensamiento

Cuando a su nido vuela el ave pasajera A quien amparo disteis, abrigo y Amistad Es justo que os dirija su cántiga postrera, Antes que […]



Los beodos

Junto a una pulquería cuyo título es “Los godos” disputaban dos beodos la tarde de cierto día. Yo pasaba por fuera de la taberna predicha, […]



A la patria

Composición recitada por una niña en Tacubaya de los Mártires, el 11 de septiembre de 1873. Ante el recuerdo bendito de aquella noche sagrada en […]



Una limosna

A mi querido amigo A. F. Cuenca. ¡Entrad!… en mi aposento donde sólo se ven sombras, está una mujer muriendo entre insufribles congojas… Y a […]



Lágrimas

Quum subit illius tristissima noctis imago quae mihi supremum tempus in urbe fuit; quum respeto noctem qui a tot mihi cara reliquie labitur es oculis […]



Reo a muerte

Al eminente actor D. José Valero Esa noche, ardiendo el pueblo de animacion y entusiasmo bajo el influjo sublime de tu genio soberano, todo era […]



InscripciÓn en un crÁneo

Página en que la esfinge de la muerte con su enigma de sombrea nos provoca: ¿Cómo poderte descifrar, si es poca toda la luz del […]



La ramera

A mi querido amigo Manuel Roa. Humanidad pigmea, tu que proclamas la verdad y el Cristo, mintiendo caridad en cada idea: tu que, de orgullo […]



Al ruiseñor mexicano

Ángela Peralta Hubo una selva y un nido y en ese nido un jilguero que alegre y estremecido, tras de un ensueño querido cruzó por […]



Ante un cadaver

¡Y bien! aqui estás ya… sobre la plancha donde el gran horizonte de la ciencia la extensión de sus límites ensancha. Aqui donde la rígida […]



Nada sobre nada

Poesía leída en la velada literaria que celebró la Sociedad “El Porvenir” la noche del 3 de mayo de 1873. Pues, señor, dije yo, ya […]



Ya se por que es dolora a elmira

Era muy niña María, todavía, cuando me dijo una vez: -Oye, por que se sonríen las flores tan dulcemente, cuando las besa el ambiente sobre […]