Afecto 45 (ii)

Al monte de la mirra he de hacer mi camino, con tan ligeros pasos que iguale al cervatillo. mas ¡ay Dios!, que mi Amado al […]