La rosa amarilla

Amarilla volviose
La rosa blanca,
Por envidia que tuvo
De la encarnada.

Teman las niñas
Convertirse de blancas
En amarillas.



1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5.00 out of 5)

Poema La rosa amarilla - Juan Eugenio Hartzenbusch