La negra fea

Para Abel Quezada

¡Outside!, volvió a chillar
la negra fea del bar.
¡Outside!, volvió a chillar
con una voz más negra
que su negro mirar.

¡OK!, negra maldita,
negrita fea del bar.
OK. Con tu chillar
me llevo una bendita
visión de Nueva Orleáns.


Poema La negra fea - Efraín Huerta