La mar que llevas dentro exige una respuesta

LA mar que llevas dentro exige una respuesta
pues te espera en el golpe de los remos y el surco de la quilla
exige tu firmeza y tu esperanza a pulso de timón
cuando yace serena o erguida y desafiante

ella te quiere ajado sueña tu cuerpo náufrago

te mostrará el tridente y querrá poner luto en cada ola
te desea vencido
juguete de su fuerza y de su incógnita

los sueños y deseos alimentan
su voraz apetito

ella se ha hecho quimera
su agua no es el agua que conoces

sabes del agua pura que brota de neveros
unas veces alegre torrentera otras en cambio espejo
de la oscura agua del pozo
donde rebota virgen la frescura
de la verde agua estancada
donde cazabas ranas al amparo nocturno del farol de carburo
de la serena
lago de luna
bordeada de abetos que apuntalan las nubes

en la orilla creciste en su rumor
quizá con él te hablaron de esta agua
incontrolable y madre aguamarina
y ella te fue creciendo
a la sombra del pino del estío
con los pies medio ocultos en el fango
y ojos soñadores
bordando fantasías en el velo
inicial de la aventura

haciéndola emoción patria bandera

creciste deseante de su alma profunda
de su espacio más amplio
más abierto
más libre
creciste con su nombre apretado en los labios
y su vivo fulgor en el cerebro


Poema La mar que llevas dentro exige una respuesta - Juan Carlos Gómez