La luna, de dÍa

La luna evanescente
Se asoma al terso azul. Dios, al pasar,
En el glorioso día transparente
Bendijo desde el cielo tierra y mar,
Y en el sereno ambiente
Ha dejado una huella dactilar.


Poema La luna, de dÍa - Enrique Díez-canedo