La llamada

Sigo esperando tu llamada,
No me olvides ni dejes que transcurra
Demasiado tiempo,
Porque todo es fugaz
Y se pierde el instante de las cosas.
Sigo esperando cada día,
Contéstame y renuncia a este silencio
De pálidos mensajes,
Porque acaban las horas
Y el tacto que mantienen las palabras.
Sigo esperando en la distancia,
Acude en breve, escritas en el aire
Mi invitación y súplica,
Porque ningún decir
Ni su gesto es pasión cuando ya es tarde.
Sigo esperando tu llamada,
No demores, depende de un hilo
La vida más sencilla,
Porque esta servidumbre
En lugar de acercarnos nos aleja.


Poema La llamada - Francisco Gálvez