Otoño

Restablecido apenas de mis males principescos, percibo la elegancia de los jardines de oro y la fragancia de los fríos senderos otoñales. Pienso que de […]



Elegía del reloj sin dueña

Habla el reloj Ya se fue para siempre El tiempo de su voz, el de sus manos. ¿Para qué andar horas vacías En que su […]



Haruko sam

Amante silenciosa de una noche, fina muñeca de marfil antiguo, cuando mi cuerpo duerma el sueño largo recuerda al extranjero que te quiso. Mi alma […]



Canción

Alma, no me digas nada, que para tu voz dormida ya está mi puerta cerrada. Una lámpara encendida espero toda la vida tu llegada. Hoy… […]