A méxico

En las últimas desgracias de España. Allá del revuelto mar Tras los secos arenales, Donde sus limpios cristales Las ondas van a estrellar, Donde en […]



En mi barrio

Sobre la rota ventana antigua Con tosco alféizar, con puerta exigua, Que hacia la oscura callejada, Pasmando al vulgo como estantigua Tallada en piedra, la […]



El indio triste

(Leyenda mexicana) Es media noche; la luna Irradia en el firmamento; Y riza al pasar el viento Las ondas de la laguna. En el bosque […]



A mis hijas

Mi tristeza. es un mar; tiene su bruma que envuelve densa mis amargos días; sus olas son de lágrimas; mi pluma está empapada en ellas, […]



Sin sobre

Abro tu carta y reconozco ufano Tu letra fácil, tu dicción hermosa; Tú la trazaste con tu propia mano Pues el papel trasciende a tuberosa. […]



La calle del niÑo perdido

Al rayar de una mañana Serena, apacible y pura, Cuando el alba su hermosura Envuelve en manto de grana, Cuando entre vivos fulgores Y entre […]



Un consejo de familia

Quién en la miseria y el amor concilia? Esto más que un problema es un misterio. Para hablar de un asunto que es tan serio, […]



Mi padre

Yo tengo en el hogar un soberano, único a quien venera el alma mía; es su corona su cabello cano, la honra su ley y […]



Este era un rey

Ven mi Juan, y toma asiento en la mejor de tus sillas; siéntate aquí, en mis rodillas, y presta atención a un cuento. Así estás […]



La princesa azteca

(Leyenda de la alberca de Chapultepec– A la inspirada poetisa y virtuosa señora Ángela G. de Alcalde) El bosque centenario En sus antros encierra Ese […]



Bebé

Cuenta Bebé dos meses no cumplidos, pero burlando al tiempo y sus reveses, como todos los niños bien nacidos parece un señorón de 20 meses. […]



En cada corazón arde una llama

En cada corazón arde una llama, si aún vive la ilusión y amor impera, pero en mi corazón desdeque te ama sin que viva ilusión, […]



A mi padre

A Dios doy gracias por ser mi padre. Por tus reproches y consejos. Por el bien que me enseñaste Y de mi ser siempre cuidaste. […]



César en casa

Juan, aquel militar de tres abriles, que con gorra y fusil sueña en ser hombre, y que ha sido en sus guerras infantiles un glorioso […]