Xvi

Entre el jaspe y el iris cae la tarde. Si el crepúsculo ardiera sin ser visto, ni tu extraña visita, ni este encuentro, ni la […]