Xxii

¿Quién amarró mi cuerpo a este madero que en la playa se pudre lentamente tras los inviernos solitarios? ¿De quién soy prisionero y quién vigila […]



Xviii

En la tarde, la rojiza hendidura que el sol deja entre el cielo y el mar nos remite al principio de un rumor obstinado. Escucha, […]



Xvi

Entre el jaspe y el iris cae la tarde. Si el crepúsculo ardiera sin ser visto, ni tu extraña visita, ni este encuentro, ni la […]