Iv del poema frustrado

¡Agua, no huyas de la sed, detente! Detente, oh claro insomnio, en la llanura de este sueño sin párpados que apura el idioma febril de […]



Epodo

Esa palabra que jamás asoma a tu idioma cantado de preguntas, ésa, desfalleciente, que se hiela en el aire de tu voz, sí, como una […]