Carta de un suicida

No fue el dardo que dio en el centro tampoco el veneno ni la mariposa que traía en la punta no fue un golpe de […]