Harmonía

Así como nos muestra sólo una faz la luna,
De la propia manera no vemos más que una
Sola faz de las cosas, como pensó el poeta.
La otra está en la sombra… Y por ser incompleta
La visión, ve asperezas en donde hay harmonía,
Y noche en el nublado que disimula el día.
San Agustín nos dijo que el mundo es un dechado
Visto al revés: encima, Dios borda; al otro lado,
Multicolores hebras con su red caprichosa
Despistan nuestros juicios… ¡Oh! labor misteriosa
Del bordador divino: ya todos te veremos,
Cuando en nuestra ascensión milenaria lleguemos
Al vértice del ángulo final, de cuyo punto
Se abarca la sublime plenitud del conjunto.
Entretanto, poeta, no murmures. Tu verso
Sea uncioso, cual salmo de amor al universo.
Quien trazó el plan del Cosmos, no puede a la razón
Naciente de los hombres dar una explicación
Que convenía: su lógica no es la tuya de hormiga.
No juzgues, pues. adórale y deja que prosiga
Sus intentos arcanos, su labor portentosa.
Que rice en espirales de luz la nebulosa;
Que prenda sus translúcidas caudas, a los cometas
Que plasme entre sus manos de titán los planetas
Que encienda las divinas antorchas estelares;
Que empine las montañas y que ahonde los mares.


Poema Harmonía - Amado Nervo