Ese era jack

El principio fue justo,

Milagroso.

Sólo buscaba alguien que

Me saludara

Escondido detrás de la ventana.

Eso es todo; coger el coche,

Escapar de la ciudad,

140 km/h

Por la autopista

Sin pensar en nada,

En nadie.

Llegar a tiempo.

Desnudarme y meterme en la cama fría.

Y los gatos tiñosos, tan simpáticos.

Me salieron sarpullidos de tanto rascarme.

Sus tripas hinchadas – todavía lo recuerdo –

Casi reventadas.

Pero envejeciste,

Te volviste agrio,

Casi calvo.

No has dejado de ser un egoísta.

Te dije que te ibas a quedar solo

Hablando con tus libros.

Y no esperes nada más.

No estoy inquieta,

Estoy tranquila.

A los hombres como tú que

No saben querer a una

Mujer.

Que no podrán follar nunca más

Recordando la primera vez…

No me has dejado ni una sola huella

Sólo el vacío.

Sé que aún estoy

Lejos.

Sé que estoy sin

Privilegios.

Pero también dicen que

El peor enemigo

Es el que se mira

A sí mismo.

Ahora – por fin –

Cogeré grandes

Borracheras.

Jack, jodido calvo.

Tu cara de

Psicótico.

Tu imagen dulce – engañosa –

Tus gestos afables,

Empañados con gotas de

Maloliente sudor.

No esconden más que

A un capullo con patas.

Tus andares desacompasados

Hoy me recuerdan

A los primeros pobladores

De la tierra.

Eso es todo Jack, jodido

Jack.


Poema Ese era jack - Rosana Popelka