Enamorados (i)

Cuando se colma el alma de poesía,
El gozo se hace aliento, las Canciones
Abren las puertas de los corazones
Y el pulso es sólo acorde y melodía;

Cuando el tiempo no existe, la alegría
Es la fragancia de las oraciones,
El ruiseñor anida en los balcones
Y el viento barre la melancolía;

Cuando el instante abarca todo el día,
Y en su presente desaparecemos
Tú y yo, dos notas para su armonía;

Cuando vivimos sin saber qué haremos,
Qué hicimos juntos; cuando no eres mía,
Ni tuyo yo…; no hay miedo y nos queremos.


Poema Enamorados (i) - Luis Ángel Barquín Villaverde