El resentido

¿Qué bien echas en falta si respiras,

Si cuelga en tu mirada la memoria

De aquel fuego?

No todos tuvieron

En las manos la dádiva del gozo

Que dejaste escapar, torpe mortal,

A sabiendas de que una vez tan sólo

Apoya su tibieza en nuestra puerta.

¿Qué desgracia te aturde si viviste?


Poema El resentido - Alfredo Buxán