El ciudadano perfecto

Obrero de la contraluz mejor tiniebla
Con un sol reprobado y sus planetas perversos
Girando siempre sobre el mismo círculo
Donde cada vez es más profundo el mal
Programado estoy sobre la tierra barbechada
El trigo huyó de mi zurrón en el pico de los cuervos
Y seductoras arpías me llenaron los bolsillos
Con cizaña
Consciente estoy que en cada encrucijada
Dejo una estela de ingratitudes y blasfemias
Que en mis recónditos proyectos
Me he convertido en guarida de aves inmundas
Por algo soy el ciudadano perfecto
De la gran Babilonia

Poema El ciudadano perfecto - Julio Iraheta Santos