De par en par la muerte en el camino

De par en par el camino abierto y la muerte tropezando

Contra el aire y la misma muerte y la misma vida.

Dentro del pensamiento calendarios con insomnios,

Horizontes con hipocampos entre escombros,

La luna con sus gusanos de luz, con su sexo de gaviotas,

Desgranando gemidos en los petates del cielo.

En este hueco del que huyo retumban tus brazos,

La última caricia quizá sobre el dolor de la carne.

Abierto el camino, al acecho, como tus ojos, nada se detiene:

Sé que la vida, de vez en cuando, es un manicomio

De espejos. Espejos densos como la noche que abre su herida

Y nutre de cruces mi lenta ansiedad y mi duro deseo de vida.


Poema De par en par la muerte en el camino - André Cruchaga