Convicciones

Al finalizar el verano
quemo las naves
de la última juventud.
Huyo de tanta locura…
Y piso fuerte en la madurez
más convencido de conquistar
esta enorme tierra de fantasmas.

Poema Convicciones - Eduardo Zambrano