Concepción

Me tendrás a tu lado. Me besarás. Y luego,
Como al moreno cántaro que espera al fin del surco,
A mi sumiso cuerpo se alargarán tus brazos.
Se saciará tu sed: la exigua sed de un hombre.

De mi lecho después, en largas madrugadas
Hacer creerás el blanco camino del olvido.
Y sin embargo, ciego piloto de mi entraña,
Conmigo habrás llegado por una noche sola,

A la encantada playa donde no está tu muerte.
Por el nocturno río caliente de mi sangre
Irán tus ojos lejos, para jamás volverse,
Tu voz prenderá en roca para perennes ecos.

Tú no lo sabes, hombre, tú no lo piensas, ciego.
Esta noche mi cuerpo será, ¡oh antiguo nauta!
El puerto de que zarpen las naves de otra aurora.


Poema Concepción - Josefina Plá