Cazadora



Llevo en las fauces
El trago blanquecino
Y amargo de tu cuerpo
Aun tengo en los dientes
Pedazos de tu carne
Limpio los residuos con mi lengua
Lamo tus piernas,
El vientre,
El cuello,
La boca,
Sacio mi sed con la saliva fluida de tus labios,
Sorbo la vista de tus ojos,
Jugueteo con el cabello negro de finos hilos blancos
Al fin abandono la presa,
Estoy saciada,
Olfateo largamente
Reconstruyo el paisaje
Se donde quedaste.


Poema Cazadora - Eliana Maria Maldonado Cano