Quezaltepec

La noche fue dantesca… En medio del mutismo rompió de pronto el retumbar de un trueno… Tropel de potros que rompiera el freno y se […]



La muchachita pálida

Aquella muchachita pálida que vivía pidiendo una limosna, de mesón en mesón, en el umbral la hallaron al despuntar el día, con las manitas yertas […]



La tórtola

¡Cucú, cucú! ¿Estás gimiendo, tórtola del arrozal? ¡Mirá que me estás haciendo con tu cantar, mucho mal! ¡Cucú, cucú! EL caserío se va llenando de […]



El nido

Es porque un pajarito de la montaña ha hecho, en el hueco de un árbol, su nido matinal, que el árbol amanece con música en […]



Árbol de fuego

Son tan vivos los rubores de tus flores, raro amigo, que yo a tus flores les digo: “Corazones hechos flores”. Y a pensar a veces […]



Las manos de mi madre

Manos las de mi madre, tan acariciadoras, tan de seda, tan de ella, blancas y bienhechoras. ¡Sólo ellas son las santas, sólo ellas son las […]



Cañal en flor

Eran mares los cañales que yo contemplaba un día (mi barca de fantasía bogaba sobre esos mares). El cañal no se enguirnalda como los mares, […]



Ascensión

¡Dos alas!… ¿Quién tuviera dos alas para el vuelo? Esta tarde, en la cumbre, casi las he tenido. Desde aquí veo el mar, tan azul, […]



Un rancho y un lucero

Un día -¡primero Dios!- has de quererme un poquito. Yo levantaré el ranchito en que vivamos los dos. ¿Que más pedir? Con tu amor, mi […]



Los potros

Ya se acercan los potros; raudamente precisa el grupo sus contornos de estética salvaje; entre el pálido rosa del lánguido paisaje corren desenfrenados, a la […]