Al borde

Vivir al borde del abismo,
Sin dinero, sin papeles de honor,
Sin manecillas lentas,
Vivir aquí y ahora
Sin escrutinios filosóficos ni sombras de servicio,
Vivir, sólo ese acto de lavarse los ojos con el agua de Dios,
De mirar la mañana húmeda que nace
Y preguntarse que milagro ocurrió
Para que siga latiendo mi corazón,
Aquí, sobre una isla que ha estado
Siempre ha punto de estallar,
En el centro de un mundo
Que para nosotros es una extraña metáfora.,
Una lejana libertad del eco que no vuelve.


Poema Al borde - Abel G. Fagundo