Agora que soy niña

Agora que soy niña
quiero alegría,
que no se sirve Dios
de mi monjía.

Agora que soy niña,
niña en cabello,
¿me queréis meter monja
en el monesterio?
¡Que no se sirve Dios
de mi monjía!

Agora que soy niña
quiero alegría,
que no se sirve Dios
de mi monjía.


Poema Agora que soy niña - Romancero tradicionales