A la memoria de d. juan meléndez valdés

Ninfas, la lira es ésta que algún día
Pulsó Batilo en la ribera umbrosa
Del Tormes, cuya voz armoniosa
El curso de las ondas detenía.

Quede pendiente en esta selva fría,
Del lauro mismo que la cipria diosa
Mil veces desnudó, cuando amorosa
La docta frente a su cantor ceñía.

Intacta y muda entre la pompa verde,
(solo en sus fibras resonando el viento)
El claro nombre de su dueño acuerde.

Ya que la patria, en el común lamento,
Feroz ignora la opinión que pierde,
Negando a sus cenizas monumento.


Poema A la memoria de d. juan meléndez valdés - Leandro Fernández de Moratín