Poema de la niÑa velazqueÑa

Ah, si el pueblo fuera tan pequeno Que todas sus calles pasaran por mi puerta. Yo deseo tener una ventana Que sea el. centro del […]



Casida de la bailarina (ii)

Baila, que él tiene el cuerpo cubierto de vergüenza y la lengua seca saliéndole por la boca dulce, como una vena perdida. Yo pienso en […]



Una rosa para stefan george

No es la paciencia de la sangre la que llega a morir, ni el sueño ni el mármol de Delfos, sino el polvo que se […]