No me quieras tanto

I Yo tenía veinte años y él me doblaba la edá. En mis sienes había noche y en las suyas madrugá. Antes que yo lo […]



La zarzamora

I En el café de Levante, entre palmas y alegría, cantaba la Zarzamora. Se lo pusieron de mote porque dicen que tenía los ojos como […]



La chiquita piconera

I El pintor la respetaba lo mismo que algo sagrao y su pasión le ocultaba porque era un hombre casao. Ella lo camelaba con alma […]



Baladilla de los tres puÑales

He comprado tres puñales para que me des la muerte… El primero, indiferencia, sonrisa que va y que viene y que se adentra en la […]



Mazazo

Sonó la palabra “dinero” y todo lo echaste a rodar y en vez de decirte: “Te quiero”, te dije: -¿Qué quieres cobrar?- Y me valoraste […]



Romance de la viuda enamorada

Siempre pegada a tu muro y al filo de tus almenas; siempre rondando el castillo de tu amor; siempre sedienta de una sed mala y […]