Epístola en la niebla

Ve y dile a la que lleva por túnica la aurora
que cuando sienta advenir mi sueño de cisne
taña el arpa con dedales de oro
suave música a orillas de la nada
mi alma flotará a través de infinitos
umbrales
que la llave de escarcha abre

Luego haya cantado
entregadle esta carta
no sea llorada
sal con que escribí en medio de la niebla
Ten mi pluma
Ay, Eliberto
antes que caiga al poso
corre en mi corcel blanco hacia allá
se derrama el arroz en la noche
que para ella será crisógina

Siento el siringo murmullo de la paloma
Ve que me tiendo más allá del tálamo…


Poema Epístola en la niebla - Mauricio Otero